86. ¿Quién Puede Ser Cortado de Cristo en Romanos 11:22?

16 Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas. 17 Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, 18 no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.19 Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. 20 Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. 21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. 22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado. 23 Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar. 24 Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? [énfasis añadido]

Este pasaje, especialmente el verso 22, nos lleva a preguntarnos ¿A quién le está hablando el Apóstol Pablo? ¿Qué quiere decir ‘ser cortado’? Y ¿Qué importancia tiene la condición ‘si permaneces en esa bondad’? Se puede malentender que Pablo le está hablando a Cristianos que pueden ser cortados de su salvación si ellos no continúan viviendo de una manera fructífera.

¿A quién le está hablando Pablo?

En esta epístola, Pablo le escribe a todos los creyentes en Roma (1:7), que sin lugar a duda incluye a ambos judíos y gentiles. En los capítulos 9-11 Pablo explica el pasado de Israel, su presente, y sus condiciones en el futuro. En el capítulo 11, él corrige la noción de que la incredulidad de la nación de Israel los llevó a un rechazo total (v. 1), una conclusión incorrecta que tal vez se dedujo del hecho de que temporalmente los judíos estaban ciegos judicialmente y Pablo ha enfocado su ministerio hacia los gentiles (vv. 7-8; cf. Hechos 28:17-28) llamándose a sí mismo un ‘Apóstol a los gentiles’ (v. 13). Él declara explícitamente a quiénes les está hablando: ‘Porque a vosotros hablo, gentiles’ (v. 13a). En los versos 17-24 él claramente hace la diferencia entre los dos grupos (judíos y gentiles) al hablar a los gentiles como un grupo con el pronombre singular ‘tú’ (griego su).

¿Qué significa ‘ser cortados’?

En el pasaje, Pablo usa la ilustración de las raíces y las ramas de un árbol. Así como una fuente santa (‘las primicias’) determina la santidad de lo que le sigue (‘la masa restante’), de la misma manera sucede con las raíces y las ramas de los árboles (v. 16). La raíz evidentemente representa a Abraham y a los patriarcas como la fuente de la nación judía así como de la promesa del pacto de Dios de apartarlos como santos. En la situación del tiempo de Pablo, existe un remanente fiel de judíos (v. 5), pero algunas de las ramas naturales están separadas (judíos no creyentes) y las ramas silvestres están injertadas (gentiles creyentes; vv. 17-18). El recordatorio aleccionador de Pablo es que los judíos están cortados porque ellos no creen en el Mesías, Jesús, y los gentiles están injertados por su fe en Cristo (vv. 19-20a). No hay razón para que los gentiles se enorgullezcan, sino deben ser humildes por la gracia de Dios hacia ellos y deben ser reverentes (v. 20b), porque Dios puede también cortar a los gentiles de Sus bendiciones (v. 21). Después de todo, los gentiles sólo son bendecidos porque Dios primero le dio la promesa a Israel: ‘Porque la salvación viene de los judíos’ (Juan 4:22).

La importancia de la condición ‘si permaneces en esa bondad’

El verso 22 viene como una exhortación a los gentiles en Roma para que recuerden ambas la bondad de Dios y Su severidad. Él fue severo en su juicio temporal de ceguera para los judíos y Él puede ser severo con los gentiles si ellos no continúan respondiendo a las bondades de Dios en Cristo. La promesa de permanecer en las bondades de Dios o de ser cortado es para todos los gentiles como un conjunto (otra vez, se usa el singular ‘tú’), y no para gentiles individualmente o un creyente en particular. Para ser claro, Pablo no está hablando de la justificación individual, sino de la postura de Dios hacia un grupo de personas, los judíos o los gentiles.

Pablo quiere que los gentiles sepan que Israel ha sido excluido o separado (v. 15, el sustantivo, apobol?, es del verbo, apoball?, echado fuera, despedido, removido), pero no es un rechazo total como lo refuta Pablo en el verso 1 (compare los diferentes verbos usados en el verso 1, ap?sato con ap?the?, rechazar o repudiar). Así como el juicio de Israel no es permanente, tampoco lo son las bendiciones que están disfrutando lo gentiles actualmente. Si Israel regresa a Cristo Jesús en fe ellos pueden ser restaurados, porque es más normal que una rama natural (los judíos) sea restaurada a su fuente de cultivo que una rama silvestre (los gentiles) sea injertada (vv. 23-24). En verdad, Israel sólo fue cortado temporalmente, y Dios los va a restaurar un día (vv. 25-27). Queda claro por esta promesa que la iglesia no va a tomar el lugar de Israel, sino que Israel mantiene un papel clave en el plan de Dios. Los gentiles ‘has sido injertado en lugar de ellas’ (los judíos), no en su lugar. (v. 17). Por lo tanto, los gentiles deben de continuar respondiendo positivamente y con humildad a las bondades de Dios hacia ellos en Cristo no sea que Dios los corte de las bendiciones prometidas originalmente a Israel (v. 21).

Conclusión

Sin un claro entendimiento del contexto de este pasaje, uno puede concluir que Dios puede cortar a un Cristiano de Cristo o quitarle su salvación a una persona. Pero el Apóstol Pablo le está hablando a los gentiles en la iglesia de Roma acerca de los judíos y de los gentiles como dos grupos. Por la incredulidad de Israel, sus privilegiadas bendiciones han sido temporalmente removidas y los gentiles están ahora recibiendo las bendiciones en su lugar. Pero los gentiles también pueden perder su posición a través de la incredulidad. Es importante que los creyentes gentiles aprecien esta gracia magnánima de Dios que se les extendió en su don de salvación a través de Jesucristo al creer en Él y vivir con reverencia por él. La gracia de Dios debe humillarnos, no hacernos sentir orgullosos. Ni los judíos ni los gentiles deberían dar por sentada la gracia de Dios. Pero los gentiles también pueden ser removidos temporalmente.

Charlie Bing

Fundador del ministerio GraceLife.

El Dr. Bing tiene su Th.M. y Ph.D. de Dallas Theological Seminary. Fue pastor de la iglesia Burleson Bible Church en Texas por 19 años antes de transicionarse a su role actual de director del ministerio GraceLife. Ha servido como profesor adjunto de estudios biblicos en la universidad LeTouneau desde el año 1992 y fué presidente de la Free Grace Alliance.

Es autor de libros como Lordship Salvation: A Biblical Evaluation and Response y el libro traducido al espñol llamado  Simplemente por gracia.