Escena 10 – EL REINO DE LA LUZ

Antes de descubrir lo que falló en la tierra, necesitamos entender algunas cosas sobre el cielo.

Este otro mundo, también llamado el paraíso, es un lugar de luz pura, colores fascinantes, música emocionante, conversación que satisface y misterios revelados. Las actividades más sencillas del cielo sobrepasan los placeres más grandes de la tierra. El cielo es otra dimensión. Es el hogar del Rey.

El mayor atractivo de este lugar feliz es el Rey mismo. Cada rincón de la ciudad celestial está diseñado para reflejar su majestad.

”…la ciudad era de oro puro, semejante a cristal pulido.” (Apocalipsis 21:18 NVI).

La descripción más detallada del cielo se registra en el último libro de las Escrituras, el Apocalipsis. Dios permitió que el profeta Juan echara una mirada al cielo y le dijo que escribiera lo que veía.

”…vi un trono en el cielo, y a alguien sentado en el trono. … Alrededor del trono había un arco iris que se asemejaba a una esmeralda. …
Del trono salían relámpagos, estruendos y truenos. Delante del trono…  había algo parecido a un mar de vidrio, como de cristal transparente.
Luego miré, y oí la voz de muchos ángeles que estaban alrededor del trono,… El número de ellos era millares de millares y millones de millones.
…repetían sin cesar: “Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir” (Apocalipsis 4:2-3, 5-6; 5:11; 4:8 NVI).

Ángel significa mensajero o siervo. Los ángeles son seres espirituales. Como su Creador, los ángeles son invisibles para el hombre, excepto cuando son enviados a misiones en las que necesitan ser vistos.

El Rey del cielo los hizo antes de hacer a los seres humanos. En su libro, nos dice que “…todos los ángeles gritaban de alegría” (Job 38:7) al verle crear el mundo.

Dios dio a sus ángeles la capacidad de conocer, obedecer, alabar y servirle para siempre. Los ángeles no eran esclavos de Dios. Igual que con los seres humanos, Dios no les obligó a someterse a Él. Quería siervos felices y dispuestos.

Las Escrituras hablan acerca de un ángel de alto rango a quien Dios había dado gran inteligencia, belleza y poder.

Si conoces la historia de este ángel, sabes de dónde vino el mal.


Esto ha sido una porción (usado bajo permiso del autor) del libro «Rey de Gloria» narrado por Paul D. Bramsen 
(nota: el uso de negrillas, cursivas y algunos cambios de versión de la Biblia son nuestra y no del original) 
Creditos:  2019 © ROCK International www.king-of-glory.com


Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.(Tito 2:11-14)