Escena 41 – LA HISTORIA DE LOS PASTORES

¿Quiénes fueron los primeros en recibir la noticia de la venida del Mesías al mundo? ¿El emperador? ¿Los ricos y famosos? ¿Los líderes religiosos?

No.

Los primeros en recibir la noticia electrizante eran unos pobres pastores, hombres que criaban corderos para ser sacrificados en el altar del templo en Jerusalén.

”En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños. Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor. Pero el ángel les dijo: “No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.”
De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: “Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad”.
Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: “Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer”.
Así que fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre. Cuando vieron al niño, contaron lo que les habían dicho acerca de él, y cuantos lo oyeron se asombraron de lo que los pastores decían.” (Lucas 2:8-18 NVI).

¡Qué historia, la que tenían para contar los pastores!

¡Ha nacido el Salvador! ¡Le hemos visto! ¡Le hemos tocado! ¡Los ángeles nos dijeron que es Cristo el Señor! ¡El cielo se llenó de un coro de ángeles! ¡La noche se volvió como el día! ¡El Mesías ha llegado! ¡Está aquí! ¡Está aquí!

Algunos creyeron el mensaje de los pastores. La mayoría no creyó. Pero lo creyeran o no, el Rey, cuyo cumpleaños dividió la historia mundial en dos, se había unido a la raza humana.

”Ocho días después, cuando el bebé fue circuncidado, le pusieron por nombre Jesús, el nombre que había dado el ángel aun antes de que el niño fuera concebido.” (Lucas 2:21 NTV).


Esto ha sido una porción (usado bajo permiso del autor) del libro «Rey de Gloria» narrado por Paul D. Bramsen 
(nota: el uso de negrillas, cursivas y algunos cambios de versión de la Biblia son nuestra y no del original) 
Creditos:  2019 © ROCK International www.king-of-glory.com


Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.(Tito 2:11-14)