Escena 42 – LA HISTORIA DE LOS MAGOS

Después del nacimiento de Jesús en el establo, José buscó un alojamiento apropiado para su pequeña familia.

Un día, unos magos (hombres sabios que estudiaban las estrellas) llegaron a Jerusalén emocionados. Guiados por una estrella especial, estos hombres habían venido de la lejana Persia en busca del Rey recién nacido.

Estos hombres sabios tenían una sola pregunta y una sola misión:

“¿Dónde está el que ha nacido Rey de los judíos? –preguntaron–. Vimos levantarse su estrella y hemos venido a adorarlo.

Cuando lo oyó el Rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. Así que convocó de entre el pueblo a todos los… maestros de la ley, y les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

En Belén de Judea –le respondieron–, porque… es lo que ha escrito el profeta…

Luego Herodes llamó en secreto a los sabios… y les dijo: –Vayan e infórmense bien de ese niño y, tan pronto como lo encuentren, avísenme para que yo también vaya y lo adore.

Después de oír al rey, siguieron su camino, y sucedió que la estrella que habían visto levantarse iba delante de ellos hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño.

Al ver la estrella, se llenaron de alegría.

Cuando llegaron a la casa, vieron al niño con María, su madre; y postrándose lo adoraron. Abrieron sus cofres y le presentaron como regalos oro, incienso y mirra.

Entonces, advertidos en sueños de que no volvieran a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Cuando ya se habían ido, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.” (Mateo 2:2-5, 7-13 NVI).

Herodes intentó asesinar al niño, la gente de Jerusalén ignoró al niño; pero los magos, que habían cruzado un desierto abrasador para encontrarle, le adoraron y le hicieron regalos dignos de un rey: oro, incienso y una especia costosa para embalsamar a los muertos. ¿Por qué la especia para embalsamar?

¿Acaso sabían estos hombres sabios que Jesús había nacido para morir?


Esto ha sido una porción (usado bajo permiso del autor) del libro «Rey de Gloria» narrado por Paul D. Bramsen 
(nota: el uso de negrillas, cursivas y algunos cambios de versión de la Biblia son nuestra y no del original) 
Creditos:  2019 © ROCK International www.king-of-glory.com


Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.(Tito 2:11-14)